Irene Rodríguez y Alma Belenger
Siempre he pensado que la familia es una escuela de amor.