Dinorah M. Bruné
Me gustaría que no perdiéramos nunca las ganas de mirar al otro y encontrar a un ser humano igual a uno. Apretar la mano y sentir al otro.